Zeit  4 Stunden 36 Minuten

Koordinaten 664

Hochgeladen 15. Januar 2019

Aufgezeichnet Dezember 2018

-
-
-34 m
-66 m
0
3,4
6,9
13,71 km

angezeigt 120 Mal, heruntergeladen 2 Mal

bei Retamar, Andalucía (España)

Paseo por la playa, sin madrugón, eligiendo un paraje de costa poco transitado donde poder conectar con uno de los ecosistemas más privilegiados del litoral almeriense, la planicie litoral de las Marinas de las Amoladeras.
En recorrer los escasos 14 km. apenas empleamos poco más de cuatro horas y media, incluyendo el rato de la comida, por lo que es ideal para un día con pocas horas de sol y sin necesidad de madrugar.
No hay desnivel alguno por lo que lo podemos considerar como un recorrido familiar apto para todo tipo de público.

Dejamos el coche al final del Paseo Marítimo de Retamar, en su extremo oriental. En el Camino del Mar encontramos aparcamiento en batería.
Desde allí tomamos un camino de arena paralelo a la línea de costa, transitado en sus primeros metros por automóviles de pescadores y autocaravanas, que cruza la Rambla del Agua, límite occidental del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

En 1,4 kms. llegamos a la Ermita de la Virgen del Mar, desapareciendo a partir de aquí los vehículos y las personas. Realizamos todo el recorrido en solitario.
Esta ermita se construyó en 1953 para conmemorar la aparición, en 1502, de una imagen de la Virgen varada en la playa. La Virgen del Mar, así llamada desde hace más de tres siglos, fue aprobada como patrona de Almería por el Papa Pío VII en 1806.

300 m. más adelante se localiza Torre García, torre vigía construida en la segunda mitad del s. XVI durante el reinado de Felipe II para vigilar y alertar de las incursiones de los piratas berberiscos. Su función consistía en la trasmisión de señales (luminosas por fogatas y señales de humo) a las dos torres contiguas de la red de vigilancia del litoral con las que mantenían contacto visual. Esta práctica de trasmisión es de origen musulmán hasta donde sabemos.
A la altura de la torre comienza el sendero El Pocico-Las Marinas que vamos a seguir hasta la desembocadura de la Rambla Morales.

A lo largo del camino hay gran cantidad de paneles explicativos acerca de los recursos naturales y culturales que vamos a ir encontrando.
Uno de estos recursos culturales son las ruinas de una factoría de salazones romana, fundada dos siglos antes de nuestra era y que parece que estuvo en funcionamiento durante más de seiscientos años.
El complejo se encuentra en la línea litoral, junto al sendero y a la Torre.
Se pueden contemplar los restos de varias edificaciones, debidamente protegidas por vallas, para el proceso de secado del pescado y maceración en sal. En la factoría también se llevaba a cabo el envasado en ánforas y la distribución.
Además de los salazones se elaboraba el “Garum”, una salsa de pescado, principalmente de caballa, y también se obtenía púrpura de un molusco –cañailla- para tintar las túnicas y los trajes de los pobladores.

Continuamos camino cruzando la Rambla de las Amoladeras. 250 metros hacia el interior de la misma se puede ver y visitar el Pocico, Pozo de Torre García o de las Amoladeras, pozo de origen romano, que se muestra en forma de torre al emerger su estructura debido a la erosión del lecho de la Rambla y, posiblemente, a la extracción de áridos para la agricultura. No nos desviamos a visitarlo por escasez de tiempo.

En cuanto a las especies vegetales del paraje destacamos el azufaifo y la pita.
El primero presenta forma de arbusto con una enorme plasticidad y aguante ante cualquier condición climática y edafológica. En esta zona peninsular no tiene ningún problema de adaptarse a los largos períodos de calor e insolación, así como a los suelos salinos gracias a su enorme fuerza radicular.
Esta especie aporta al ecosistema grandes ventajas, como la movilización del agua subterránea a la que accede gracias a la profundidad de sus raíces, evitando la pérdida y la degradación del suelo. El sistema radicular junto a su imponente estructura aérea permite que pueda fijar grandes cantidades de carbono tanto en superficie como en profundidad. A su vez, proporciona refugio a especies tanto vegetales como animales, y alimento a estas últimas, en especial a las aves migratorias antes de su viaje a África.

Llegando a las inmediaciones de la Rambla Morales encontramos un sistema dunar cuaternario originado por la acción de los vientos del poniente. A su formación también contribuye el azufaifo fijando la arena al suelo. Los sedimentos procedentes de Sierra Alhamilla son arrastrados hacia el interior de la costa, habiéndose cerrado así el curso de la Rambla Morales y originado una pequeña albufera (El Charco), uno de los recursos del Parque Natural incluidos en el inventario de geodiversidad de Andalucía.
En este humedal encontramos especies vegetales adaptadas al estrés hídrico por la salinidad del agua como la sosa alacranera y los juncales. Más alejados del agua, tarajes, adelfas y cañaverales.
Pero el alto valor ecológico del paraje también radica en la fauna que alberga. Un buen número de aves se esconden en el borde de la charca y otras se mueven por el centro de este curioso humedal. Podemos encontrar según la época del año: avocetas, correlimos, cigüeñelas, patos, flamencos, garcetas, gaviotas y chorlitejos, entre otros. Además existe una zona de anidación de la tortuga boba.

Hacemos un alto en el camino y algo de merienda en la playa, disfrutando de la soledad del entorno, con extraordinarias vistas desde el Cabo de Gata hasta la capital.

La vuelta la hacemos por la playa, por un sendero que tomamos nada más rebasar el humedal. De camino volvemos a atravesar la arena de las dunas y pronto nos topamos con un nido de ametralladoras en excelente estado de conservación, uno de los numerosos vestigios de la arquitectura defensiva de la Guerra Civil con los que cuenta la provincia.
En este momento el sol empieza a querer ocultarse en el horizonte. Las luces del crepúsculo nos sobrecogen por su espectacularidad y policromía hasta Torre García, donde tenemos que echar mano de las frontales haciendo uso de ellas los dos últimos kilómetros.

Recomendamos hacer este recorrido sin prisa disfrutando de este bonito y solitario paraje mediterráneo, recogiendo los restos de la basura generada, no dejándolos tirados, para preservar la integridad de este ecosistema de tanto valor y tan vulnerable a la vez.
No olvidar llevar agua para todo el trayecto y protección solar. Un calzado ligero de senderismo es suficiente y bien avenido.
¡¡¡ BUEN CAMINO !!!


Hora Inicio: 12/22/2018 14:27
Hora Fin: 12/22/2018 19:03
Distancia recorrida: 13,7 km (04:36)
Tiempo en movimiento: 02:50
Velocidad media: 2,98 km/h
Vel. en Mov.: 4,81 km/h
Velocidad Máxima: 6,31 km/h
Altura Mínima: -65 m
Altura Máxima: -34 m
Velocidad Ascenso: 109,1 m/h
Velocidad Descenso: -96,7 m/h
Ganancia Altitud: 221 m
Pérdida Altitud: -233 m
Tiempo Ascenso: 02:01
Tiempo Descenso: 02:25

Sakralbau

Ermita Virgen del Mar

Ruine

Factoría de Salazones

Waypoint

Hábitat

Waypoint

Nido ametralladora

Strand

Playa Amoladeras

Strand

Playa de El Charco

Strand

Playa de Torre García

Foto

Puesta de sol

Waypoint

Rambla Las Amoladeras - El Pocico

Waypoint

Rambla del Agua

See

Rambla Morales - El Charco

Ruine

Torre García

Kommentare

    Du kannst oder diesen Trail