Zeit  6 Stunden 22 Minuten

Koordinaten 1666

Hochgeladen 28. Januar 2017

Aufgezeichnet Januar 2017

-
-
782 m
602 m
0
4,5
9,0
17,94 km

angezeigt 1514 Mal, heruntergeladen 53 Mal

bei Fornillos de Fermoselle, Castilla y León (España)

Ruta realizada por el grupo de senderismo SERMAR (Guía JOSÉ LUIS).
Comenzamos la ruta en el pueblo de FORNILLOS DE FERMOSELLE. Tomamos dirección SW pasando junto a la iglesia de San Martín de Tours que es el principal monumento del pueblo. Justo enfrente de la puerta principal de la iglesia hay dos elementos que constituyen un valioso patrimonio etnográfico, el moral o morera bajo la que se celebraban los concejos abiertos de la localidad y el potro de errar.
Continuamos en la citada dirección SW siguiendo el antiguo camino de los Arrieros. Nada más salir de la localidad nos encontramos la fuente de La Pocera (km 0,400 del recorrido), decir que las diversas fuentes que a lo largo y ancho del camino nos vamos a encontrar tienen un carácter eminentemente romano.
En km 0,550 tomamos dirección Oeste (bifurcación de la derecha). Ahora vamos caminando por una zona en la que se van alternando las tierras de cultivo flanqueadas por cerramientos de piedra con zonas de monte pobladas de encinas, enebros y alcornoques.
Aproximadamente en el km 1,0 nos encontramos un bonito ejemplar de alcornoque con su tronco desnudo. El corcho se extrae cada 8 ó 10 años, que es el tiempo que el árbol tarda en transformar los nutrientes en corcho, para ello se utilizan cuidadosamente palancas de madera para no dañar la casca o capa madre, de donde nacerá la nueva cosecha. Recordemos que durante siglos el corcho ha formado parte de la vida cotidiana de los países mediterráneos, cubriendo diversas necesidades. En los Arribes se ha empleado tradicionalmente para fabricar colmenas, tapones, fiambreras, saleros, artesas y recipientes para la matanza. Actualmente se emplea como material aislante y térmico en la construcción.
Seguimos avanzando, ahora en ligero ascenso entre alcornoques, jaras y cantuesos.
Así llegamos junto a la carretera ZA-L-2215 donde nos encontramos la Cruz de la Figalina (km 1,660). Estos cruceros, de los que nos encontraremos más a lo largo del recorrido, son el resultado de antiguas creencias y supersticiones populares que los consideraban una salvaguarda para proteger la población de pestes y epidemias.
Cruzamos la carretera y seguimos de frente, comenzando a descender entre jaras, mientras vamos divisando ya las localidades portuguesas del otro lado del Duero.
En esta parte del camino nos encontramos un alcornoque centenario (km 3,200), es un robusto ejemplar recubierto por una gran corteza rugosa, esponjosa y gruesa, de un color marrón-grisáceo. Precisamente esta característica es por la que se distingue el alcornoque de la encina.
Alcanzamos de nuevo la carretera ZA-L-2215 (km 3,900). Avanzamos en dirección Sur por esta carretera a lo largo de unos 150 metros. Tomamos una senda a nuestra derecha que asciende por el monte para rápidamente girar a la derecha y seguir de nuevo el trazado del camino tradicional de los Arrieros en dirección SW.
En el km 4,500 llegamos a una bifurcación que tomamos a nuestra derecha (dirección Norte), 150 mts más adelante nos encontramos una fuente de agua con algunos tritones en el fondo.
El camino sigue descendiendo. Pasamos por el arroyo de Los Pilos, un recóndito y bonito lugar. Comenzamos a ascender y enseguida empezamos a tener vistas de la localidad de PINILLA DE FERMOSELLE.
Justo antes de entrar en la localidad tomamos la calle Parral que asciende en dirección NE, para luego girar en dirección NW.
Llegamos otra vez a la carretera ZA-L-2215 por la que seguimos, realizando una curva de ballesta que nos lleva a la parte alta de Pinilla.
Ahora, km 6,000, tomamos el sendero-PR que en dirección Norte parte por un callejón delimitado por paredes de piedra.
Llegamos a la fuente del Barrero (km 6,500) que posee una palanca de hierro para sacar el agua y un canal abrevadero para el ganado.
En lo alto nos encontramos la Cruz de la Bortonosa (km 6,750) antiguo crucero de forja ubicado sobre un pilar granítico, se trata de una estación para los romeros que acuden anualmente a venerar a San Miguel.
Tomamos dirección SW para en unos 900 mts alcanzar la ermita de San Miguel (km 7,400) una rústica construcción que data del siglo XIV.
Continuamos ascendiendo en dirección SW por una senda que rápidamente nos lleva hasta las ruinas de la antigua Caseta de Carabineros (km 7,650). Situada en un punto estratégico para vigilar el contrabando, que durante muchos años supuso en los Arribes una forma de intercambio de humildes productos entre España y Portugal para mitigar las paupérrimas economías de los vecinos de “La Raya”, tabaco, café, lana, tocino, jabón, hilos de coser... ocasionaban peligrosos descensos nocturnos por los arribanzos, tratando de evitar la vigilancia de carabineros y guardinhas, en busca de los pasos del río. Desde este lugar las vistas del arribanzo y de la zona portuguesa son magníficas.
Tras disfrutar unos minutos del lugar, regresamos hasta la ermita, y unos metros más abajo (km 8,000) tomamos una senda por la que poco a poco vamos descendiendo hacia la localidad de Pinilla de Fermoselle.
Tras llegar a Pinilla nos adentramos en la localidad por la calle Pizarricos, pasamos junto a otro potro de errar y por la plaza de la Iglesia con su correspondiente e impresionante Morera.
Tras pasar junto a la iglesia (km 9,100), comenzamos a descender por una estrecha senda encajada entre paredes de piedra, hasta llegar al cauce de un pequeño arroyo intermitente. Enseguida alcanzamos de nuevo el camino de los Arrieros (km 9,450).
En unos 200 mts. la pista sigue hacia la derecha en descenso hacia el río, pero una barrera con la señal de dirección prohibida recomienda no continuar. El sendero que se debe seguir, y que seguimos, continúa en dirección SSE (a nuestra izquierda), es una senda estrecha que conduce hasta un balcón natural que ofrece la panorámica de un espectacular meandro del río Duero. Las vistas de nuevo son impresionantes, en cada recodo, en cada cambio de panorama es menester pararse para contemplar las magníficas vistas que nos ofrece la naturaleza. El Duero traza una curva, no de ballesta, sino de herradura. ¡Precioso! ¡Impresionante!
Por aquí vamos cruzando una zona rocosa, llena de afloramientos graníticos, siendo curiosos y llamativos los trozos de cuarzo que brillan por el suelo, la roca blanca que va apareciendo…
Continuamos el descenso hasta el arroyo de las Gorbias (knm 9,8), lo cruzamos entre grandes rocas. Y de nuevo comenzamos a ascender.
Tras varios ascensos y pequeños descensos, llegamos a un pronunciado descenso al fondo del cual nos encontramos el bonito puente de la Rivera de Pinilla (km 12,5), un bonito paso de pontones tradicionales, de gran sencillez y belleza.
Iniciamos aquí un tramo de fuerte subida entre retamas hasta llegar a un ensanchamiento, en el que la senda se trueca en un camino que transita ya entre campos de labor.
Llegamos a un cruce de caminos desde donde ya se divisa la localidad de FERMOSELLE (km 15,100) seguimos de frente (dirección Sur) entre viñedos y olivares que bordean el camino durante un largo trecho.
Poco más adelante llegamos a un bonito lugar, la excepcional “Fuente de La Noria”(km 16,000), cuyas grandes dimensiones, excelente fábrica y antiguo origen la convierten en un enclave de gran interés, al que merece la pena asomarse. Ya hemos comentado que las diversas fuentes que a lo largo y ancho del camino nos hemos ido encontrando tienen un origen eminentemente romano.
El camino continúa entre huertos en los que podemos observar curiosas técnicas para extraer el agua de las acequias y pozos para el riego.
Por fin alcanzamos la localidad de Fermoselle (km 16,800). En la tortuosa topografía de peñascos, fallas y despeñaderos, y sobre un cuchillo de peñas, se erige esta villa, capital de Los Arribes a la que se le denomina "el balcón del Duero".
Accedemos por la calle Portal del Villar por la que vamos ascendiendo hacia su plaza Mayor (km 17,000) y su iglesia de Ntra Sra de la Asunción, que conserva muros y arcos románicos aunque sus rasgos fundamentales son de estilo gótico.
Bordeamos la iglesia y ascendemos por estrechas calles hasta alcanzar el mirador de la Calle la Peña “Mirador del Torrejón o del Torojón” (km 17,300) que se encuentra situado al final de la calle del Guapo, hay que acceder por unas pequeñas y estrechas escaleras realizadas en un saliente de la roca de granito, motivo por el que su acceso es practicable exclusivamente a pie. Nos encontramos en una explanada desde la que obtenemos unas estupendas vistas del conjunto urbano de Fermoselle, de los Arribes, del río Duero y de Portugal.
Tras la contemplación del paisaje que desde aquí se obtiene, comenzamos a descender en dirección Este por la calle Peñas para enseguida tomar dirección Sur y descender por una empinada escalinata (calle Nogal) hasta alcanzar la avda de Portugal.
Continuamos por esta avenida en dirección SE ascendiendo a lo largo de unos 500 mts hasta las piscinas municipales donde damos por finalizada esta bonita e interesante ruta.

------------------
Quienquiera que haga uso y seguimiento total o parcial de este track y de su información adicional, asume la plena responsabilidad ante los riesgos propios de la práctica de la actividad, ya que esta información tiene únicamente carácter orientativo.
Fornillos de Fermoselle
Fuente fe la Pocera
Alcornoque
Cruz de la Figalina
Alcornoque centenario
Fuente con tritones
Vista de Pinilla de Fermoselle
Fuente del Barrero
Cruz de la Bortonosa
Ermita de San Miguel
Asomadero Caseta Carabineros
Pinilla de Fermoselle
Puente de la Rivera de Pinilla
Peña Redonda
Cruce de caminos
Fuente de la Noria
Fermoselle
Mirador de la Peña, del Torojón o del Torrejón

Kommentare

    Du kannst oder diesen Trail