Schwierigkeitsgrad   Leicht

Fahrzeit  eine Stunde

Zeit  2 Stunden 38 Minuten

Koordinaten 514

Hochgeladen 23. Januar 2018

Aufgezeichnet Januar 2018

-
-
49 m
7 m
0
0,8
1,5
3,07 km

angezeigt 255 Mal, heruntergeladen 1 Mal

bei Puerto Vallarta, Jalisco (Mexico)

Historia
Los restos arqueológicos más antiguos que se han encontrado en Puerto Vallarta, hasta la fecha, provienen del sitio llamado La Pedrera en la calle Costa Rica, en la colonia Lázaro Cárdenas. Es probable que los primeros asentamientos se hayan establecido alrededor del año 300 a. C. en el Preclásico Medio. Mil años después, llegó la gente de Aztatlán en el Post Clásico Temprano; y finalmente estuvo habitado por grupos de la cultura Banderas en el Post Clásico Tardío. Esta cultura fue la que encontraron los españoles cuando llegaron al valle.

El Teniente Lázaro Blanco dice en su Relación de Compostela, escrita en 1584, que los naturales llamaban a este valle “Xihutla” que quiere decir “lugar donde crece la hierba”. El capitán Francisco Cortés de San Buenaventura fue el conquistador de esta región. Narran los cronistas que cuando llegó al pueblo de Tintoque, estaban esperándolo a la entrada más de veinte mil indios armados y portando una banderita de plumas en la mano y otra en el carcaj.

Los españoles traían cuatro estandartes reales y una de damasco rojo con una imagen de La Purísima al frente y una cruz por atrás. Al ver tantos enemigos, el fraile que venía con ellos se arrodilló para pedir el auxilio divino. Al momento, el estandarte de Damasco se llenó de resplandores, infundiendo valor en los soldados y pavor en los indios, quienes se rindieron dejando a los pies del padre sus banderitas y sus armas. Esto sucedió en marzo de 1525. Por esto, los españoles le dieron al valle el nombre de Banderas y así se llama hasta hoy.

Puerto Vallarta permaneció aislado del resto del mundo entre la sierra, el océano y el río Ameca por muchos años. La actividad económica se encontraba en los pueblos de Cuale, San Sebastián y Mascota, en las minas de plata. El área que hoy corresponde a Puerto Vallarta se usó para la carga y descarga de suministros para las compañías mineras de los pueblos de las montañas. En ese momento el lugar se conocía como Las Peñas de Santa María de Guadalupe, bautizado así por Don Guadalupe Sánchez Torres, comerciante de sal, quién visitaba regularmente Las Peñas, ya que las minas requerían grandes cantidades de sal para refinar la plata.

Con la llegada de la familia de Don Guadalupe Sánchez Torres el 12 de diciembre de 1851 y de otras familias, como la de Cenobio Joya, Apolonio de Robles, Cleofás Peña y Martín Andrade, entre otras; el puerto se empezó a poblar y su economía a crecer. Algunas familias se dedicaron a la agricultura, otras al ganado y otras al comercio. Para 1880 ya contaba con 1,500 habitantes. En 1885 el puerto se abrió oficialmente a la navegación nacional. En ese mismo año fue establecida una oficina de Aduana Marítima, y se declaró al pueblo un lugar político y judicial oficialmente llamado Las Peñas. Pero no fue sino hasta el 31 de mayo de 1918, que Las Peñas obtuvo el título de municipio y con él un nuevo nombre: Puerto Vallarta, en honor al gobernador de Jalisco Ignacio L. Vallarta.
Al decaer la minería en los pueblos de la montaña, tanto estos como Puerto Vallarta centraron su economía en la agricultura, sobre todo con la llegada de la compañía Montgomery Fruit en 1925. Sin embargo, con la entrada en vigor de la reforma agraria en 1935, la Montgomery Fruit se tuvo que ir de México y Puerto Vallarta debió buscar otra manera de subsistir. Durante algunos años su nueva fuente de riqueza la encontró en la pesca, sobre todo de tiburón, ya que su carne y aletas se exportaban para los restaurantes chinos en Nueva York y el nutritivo aceite de su hígado se usaba como suplemento alimenticio para los soldados en guerra.

Sin embargo, a partir de 1930 empezaban a llegar turistas nacionales y extranjeros atraídos por la tranquilidad y la belleza natural del puerto, quienes cada año se incrementaban en número. Esto permitió la apertura de diferentes negocios dedicados al turismo incluyendo una ruta aérea a cargo de Mexicana de Aviación.

Aun así, Puerto Vallarta seguía siendo casi desconocido para México y el resto del mundo, hasta que un suceso internacional catapulto a este sitio como destino turístico y lo puso ciertamente en el mapa en 1964, la filmación de la película La Noche de la Iguana, dirigida por el legendario John Huston, y estelarizada por Richard Burton y Ava Gardner. Contrario a lo que mucha gente piensa, Elizabeth Taylor no estaba en el elenco de la cinta. Ella solo estaba acompañando a su novio Richard Burton mientras él participaba en la película. Este fue el inicio de la presencia mundial de Puerto Vallarta, lo que marco la nueva fuente de riqueza de la región y que continúa hasta nuestros día: el turismo.

A partir de esa fecha, y con apoyo del gobernador Francisco Medina Ascencio, Puerto Vallarta se convertiría poco a poco en destino turístico de clase mundial que es hoy en día. El gobernador Medina Ascencio abogó para que las autoridades federales dotaran a Puerto Vallarta de la infraestructura adecuada para atender a los visitantes que cada vez llegaban en mayor número al puerto.

En 1968 se le dio el estatus de ciudad, y se concedieron los fondos para construir un puente sobre el río de Ameca que conectaría a Puerto Vallarta con el estado de Nayarit, la carretera costera de Barra de Navidad a Puerto Vallarta, el camino de Compostela a Las Varas y Puerto Vallarta, y el Aeropuerto Internacional llamado Gustavo Díaz Ordaz, en honor de quién era el presidente en turno. Gracias a la influencia de Medina Ascencio, la ciudad disfrutó pronto de energía eléctrica y telefonía. Además, durante el gobierno de Medina Ascencio fueron construidos el hotel Camino Real y un Banamex, así como el primer puerto en Jalisco en el estero El Salado, permitiendo la llegada de cruceros al puerto.

El gobernador logró que en 1970 la reunión entre los presidentes Gustavo Díaz Ordaz de México y Richard Nixon de los Estados Unidos se llevará a cabo en Puerto Vallarta, ya que esto daría una exposición internacional a la ciudad. En ese mismo año, el presidente dio a Air France una concesión para abrir un vuelo a Puerto Vallarta, permitiendo la llegada de turismo europeo.

Y así durante esa década Puerto Vallarta siguió creciendo y desarrollándose como destino turístico, recibiendo la inversión de grandes cadenas hoteleras. Para el final de los 70 ya contaba con 57,000 habitantes. Sin embargo, al final de la década de los 80 ya había alcanzado los 112,000 habitantes y los turistas llegaban por tierra, mar y aire.

Puerto Vallarta no tenía capacidad de albergar semejante expansión, por lo que en 1986 se comenzó a construir la zona de Marina Vallarta. Este desarrollo incluiría una escuela, condominios, un sitio residencial, un centro comercial y grandes propiedades hoteleras, así como 450 espacios para botes y yates; para terminarse en 1993. En 1996 se creó El Fondo Mixto de Turismo de Puerto Vallarta, institución que se ha encargado del manejo de los fondos creados a través de un impuesto del 2 % en la ocupación de cuartos de hotel. Estos fondos se han utilizado en la promoción del destino nacional e internacionalmente.

Pero han sido los esfuerzos colectivos del fondo, hoteles, restaurantes, agentes de viajes, operadores de tours, etc. los que han hecho que Puerto Vallarta se ganara un lugar entre los mejores destinos de playa de clase mundial, comparado con Bali, Nueva Zelanda o Ibiza.

Aun así, Puerto Vallarta conserva todavía su propia identidad que se puede observar en su centro con el tradicional aspecto del viejo pueblito pintoresco con sus calles empedradas y sus casas con techos de teja roja; en la belleza natural de la Bahía de Banderas rodeada por las imponentes montañas de la Sierra Madre Occidental y sus aguas profundas calurosas o refrescantes, dependiendo de la estación, y en la maravillosa biodiversidad que alberga.

Pueden admirarse lagunas y pájaros durante todo año, mientras que las ballenas jorobadas y delfines juguetean en la bahía durante algunos meses al año. Hay pescado para cocinarse en ceviche o asado en parrillas. Los peces vela son dignos de torneos internacionales, y los peces de vívidos colores pueden ser admirados buceando bajo de la superficie del agua de la bahía.

En las colinas, el bosque tropical da la bienvenida a motociclistas, jinetes a caballo y ciclistas montañeses. Cruzando los arroyos y refrescándose en fosas formadas por sus cascadas, los exploradores aprenden a distinguir las higueras de las parotas y amapas.

Durante los meses de verano, en las playas, por la noche, las tortugas marinas ponen sus huevos. La Bahía de Banderas es definitivamente una maravilla y un fuerte atractivo para el turismo.

En 2011 fue participe de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, como subsede más importante de la justa continental, albergando las competencias de Vela, Nado en aguas abiertas, Triatlón y Voleibol de playa. Durante la justa deportiva se hicieron presentes en la ciudad alrededor de 10 mil personas entre deportistas, familiares, periodistas.
Actualmente, es considerable la afluencia de visitantes de casi todo el mundo, quienes gozan de las maravillas naturales, así como las facilidades que Puerto Vallarta brinda al visitante.

Geografía
El municipio de Puerto Vallarta está situado al poniente del estado, en las coordenadas 20°40′N 105°16′O, a una altura de 2 metros sobre el nivel del mar. Se localiza en la Región Costa Norte del estado. Su extensión territorial es de 1,300.67 kilómetros cuadrados.

Topografía

El municipio cuenta con muy pocas zonas planas. Estas se localizan principalmente en la margen derecha del río Ameca y por la costa desde su desembocadura hasta la del río Cuale hacia el sur. La mayor parte de la superficie está ocupada por zonas accidentadas, al oriente las sierras de San Sebastián y de Cuale parte del Escudo Intervolcánico de Occidente, que forman parte de la Sierra Madre Occidental, lo protegen de los vientos y sirven como moderadores del clima. La Sierra de Cuale llega hasta la costa formando imponentes acantilados empezando al sur de la cabecera municipal y continúa al sur hasta formar el Cabo Corrientes. Las principales alturas son: el Picacho de Palo María de 1,600 metros, el Cerro de la Aguacatera, de 1,500, y la Torrecilla, de 1,250 metros sobre el nivel del mar.

Hidrografía

El municipio está regado al norte por los ríos Ameca que sirve de límite entre los estados de Jalisco y Nayarit, el Mascota que descarga sus aguas en el anterior cerca del poblado de Las Juntas, El Pitillal, La Vena de Santa María y El Cuale, que cruza la ciudad. Al sur se encuentra los arroyos de Las Amapas, Las Estacas, El Carrizo, Palo María, Mismaloya y Los Horcones que sirve de limítrofe con el vecino municipio de Cabo Corrientes. Al norte de la ciudad se encuentra el estero de El Salado. Siguiendo la carretera hacia Ameca vía Mascota veremos las localidades de santiago de pino, copales, el rancho el carrizo, san felipe de hijar, amatanejo,. los charcos, la casa colorada, la tierra blanca, la cofradía, el río Ameca. la estancia, la tortuga, entre otros.

Vegetación
Río "Cuale" en Puerto Vallarta.
La flora es muy variada. Hay árbol de chilte, maderas duras como tampicirán y Brasil y maderas como: amapa, primavera, parota, cedro y nogal apropiadas para la fabricación de muebles. En la franja costera proliferan las palmeras y otros frutales como el mango, guanábano y aguacate.

Una de las especies que más ha sufrido por el crecimiento urbano es la palmera de coquito de aceite que crece en una zona muy restringida y debería estar protegida.

Fauna

La fauna está representada por venados, tigrillos, iguanas y aves como: pericos, guacamayas, gaviotas, pelícanos y palomas. Otras aves como el zopilote, la chachalaca y los patos se han ido retirando del área poco a poco. La fauna marina es también abundante y variada. Se pesca la sierra, el dorado, pez vela, pargo, huachinango, garlopa y bonita, y en el estero de El Salado, viven cocodrilos y están de forma amenazada. En los últimos meses se encontraron también nutrias en el río Cuale, rompiendo así el mito de su existencia en el pasado.

El clima es semicálido subhúmedo con lluvias en verano. La precipitación se ubica en los 1,392 mm. Últimamente, en invierno se están presentando temperaturas desde 13.0 hasta 26.0 grados centígrados
  • Foto von Plaza de la presidencia
  • Foto von Plaza de la presidencia
  • Foto von Historia ilustrada de P.vallarta
  • Foto von Historia ilustrada de P.vallarta
  • Foto von Historia ilustrada de P.vallarta
  • Foto von Historia ilustrada de P.vallarta
  • Foto von Arquitectura religiosa
  • Foto von Arquitectura religiosa
  • Foto von Arquitectura religiosa
  • Foto von Arquitectura religiosa
  • Foto von Arquitectura religiosa
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Subida a la cruz
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto
  • Foto von Voladores de papancla
  • Foto von Voladores de papancla
  • Foto von Voladores de papancla
  • Foto von Foto
  • Foto von Foto

Kommentare

    Du kannst oder diesen Trail