Zeit  eine Stunde 59 Minuten

Koordinaten 776

Hochgeladen 14. Dezember 2016

Aufgezeichnet Dezember 2016

-
-
1.835 m
1.161 m
0
1,8
3,5
7,08 km

angezeigt 128 Mal, heruntergeladen 1 Mal

bei Cortijada Dehesa del Calvario, Andalucía (España)

Travesia diseñada por Chachi&Juanjo:
https://es.wikiloc.com/wikiloc/user.do?id=36430

Tercera y última etapa de la travesía de tres días por el Barranco del río Guarnón. Iniciamos la etapa en el Cortijo del Hornillo hasta el aparcamiento en Güejar Sierra. El regreso lo realizamos por el Cortijo del Hoyo.

Existe una leyenda que ambienta en este lugar, según la cual, hace muchísimos años se alzaba un castillo, perteneciente al conde del Guarnón, sobre uno de los más escarpados miradores existentes en los riscos que predominan sobre el río de este nombre. Era éste un hombre siniestro, malvado y déspota, que tenía aterrados a los pobladores de la zona. En cambio, en un pequeño campo existente en la loma de enfrente y a nivel inferior al del castillo, habitaba un viejo labrador su choza con techo de ramas y, con él, su nieta, una bella joven, alegre y dulce, de cabellos rubios y esbelta, de la que se había enamorado un pastorcillo, de la misma edad, que frecuentaba los alrededores para observarla y llamar su atención cantando las romanzas que le dedicaba.

Una tarde, cuando regresaba el conde de una de sus correrías, se detuvo en la choza para descansar y reponer fuerzas a costa de sus moradores, como acostumbraba, antes de proseguir su camino hacia el castillo. Fue entonces cuando descubrió la presencia de la joven que con tanto empeño el abuelo había preservado hasta ese momento; quedó prendado de ella e inmediatamente ordenó a sus sicarios que la prendiesen y la llevasen al castillo. El pastorcillo presenció de lejos la escena y, sin dudarlo, emprendió la persecución para intentar liberarla. Según ascendía, la oscuridad de la noche se imponía y, al tratar de cruzar el río aprovechando el tronco de un árbol caído a modo de puente, apareció al otro lado una figura alta, enjuta, vestida de color de fuego y con bonete rojo, que le cerraba el paso. El joven, en su ansiedad, no reparó en detalles y se limitó a pedir paso, pero el oponente, en su lugar, extendió sus brazos desplegando su radiante capa y le habló con voz estruendosa, diciéndole: "Sé qué persigues y no tienes ninguna oportunidad. Te ofrezco mi ayuda a cambio de que me otorgues la tuya". Preguntado por el muchacho sobre quién era, le contestó, rotundo y sorprendido por la candidez del joven, que el diablo, y añadió que lo que buscaba era la muerte del conde y sus seguidores para apoderarse del alma de todos ellos, por lo que le proponía que si le ayudaba en sus planes, él a su vez lo ayudaría a salvar a su amada. Reconociendo lo crítico de su situación, el muchacho accedió sin dudarlo, por lo que el diablo le entregó una pequeña escoba mágica, como de juguete, y le franqueó el paso.

Llegado al pie de los muros del castillo, el joven los tocó con la escoba, abriéndose inmediatamente un hueco en la muralla, por el que penetró hasta la estancia en la que su amada esperaba, llorosa y asustada, a ser llevada a los aposentos del despreciable conde; con rapidez salieron ambos jóvenes por el hueco, al tiempo que la guardia del conde daba la alarma y con él al frente emprendía la persecución. Con ánimo de despistar a los perseguidores, los huidos, en lugar de bajar, optaron por subir por entre las peñas del valle, pero el conde se percató de ello pronto y se dio la vuelta, comiéndoles terreno. Llegados a la zona de las nieves, el pastorcillo volvió a hacer uso de la escoba y cada vez que barría la superficie de la nieve, verdaderos aludes caían sobre los perseguidores, diezmándolos. Así lo hizo hasta en tres ocasiones mientras alcanzaban los Panderones del Veleta y, viéndose por fin libre de ellos, dejó olvidada la escoba sobre la nieve mientras que ayudaba a la doncella a regresar con su abuelo. Con el tiempo, ambos jóvenes se casaron y vivieron felices, en gracia de Dios, pero la escoba que dejaron olvidada continuó arrojando oleadas de nieve sobre el castillo hasta sepultarlo, siendo éste el origen del glaciar del Veleta.
Fin de ruta. Barranco de San Juan
El Hornillo

Kommentare

    Du kannst oder diesen Trail