-
-
2.027 m
1.347 m
0
3,7
7,5
14,97 km

angezeigt 21 Mal, heruntergeladen 2 Mal

bei Caserío Prado Negro, Andalucía (España)

Ruta clásica por la Sierra Arana ya que nos lleva a coronar su punto más alto y emblemático, la Peña de la Cruz (2.027 msnm).

El recorrido posee además otros alicientes: el trasiego por la extensa cuerda cimera del Cerro del Jinestral, la coronación del cerro Cabeza del Caballo y la visita a la espectacular cascada, denominada el Salto del Despeñadero. Todo ello hace que la ruta sea muy bella desde su inicio hasta su final, adentrándonos en un paisaje kárstico de rocas calizas y dolomías de edad jurásica.

La clasifico como ruta montañera con exigencias a nivel técnico y físico.

Desde el punto de vista físico, las exigencias no solo derivan del desnivel a salvar; sino también por el tipo de terreno en el que nos movemos, un terreno de lapiaz que hace que en el avance pueda ser más cansado para aquellos que no estén acostumbrados a moverse por terreno irregular.

A nivel técnico, tanto la bajada del Cerro Jinestral como la del Cerro Cabeza del Caballo, requerirán hacer algún destrepe (fácil para el montañero, pero desaconsejable para que el que no tenga experiencia o no vaya acompañado de alguien que la tenga y le marca por dónde ir o cómo acometer el destrepe). En cualquier caso, la mayor dificultad técnica de la ruta llegará en el descenso de la Peña de la Cruz, por hacerse por una ladera con piedra suelta, por su pendiente, por tener algo de patio y por la duración de la bajada. Aquí el senderista puro puede pasarlo mal, para el montañero habituado no es una bajada difícil. En esta bajada aconsejo el uso de bastones.

La ruta comienza en Prado Negro, concretamente en el lugar donde se ubica el mesón Jabalí.

Saldremos de la mencionada aldea usando el PR-A 386, que abandonaremos 1’6 km después, al llegar al Cortijo de la Doncella, al dejar su trazado de sernos útil. Aquí hay un nacimiento de agua que suele mantener el suelo del lugar encharcado.

Desde el cortijo y, siguiendo una vereda, saldremos a la pista. Esta nos hará pasar por el Cortijo de Pedro Andrés y un par de pilares. Será precisamente tras pasar el segundo de los mismos, cuando se deje la pista, para dirigirse hacia el camino que nos dejará sin esfuerzo en el Peñón de la Cruz.

El Peñón de la Cruz (1.712 msnm), ubicado en las estribaciones de Sierra de Huétor, es la primera cima que se corona. Desde la cara desde la que lo tomamos, parecerá una cima insignificante en comparación con el resto de cimas que aguardan; pero sirve de magnífico mirador al conjunto de cimas a superar en Sierra Arana, así como a los bonitos Llanos del Sillar (por este lado sí que apreciaremos la altura y verticalidad que tiene este peñón en su cara Este).

Tras esta primera atalaya, tomaremos dirección norte, hacia la pared vertical sobre la que se alza el Cerro del Jinestral. Nos colaremos por una canal, en los Tajos de la Medialuna; y, a pesar de lo que pueda parecer a priori, no hará falta hacer ninguna trepa.

Para llegar a la pared de estos tajos no hay sendero evidente, pero sí restos de veredas que usaremos para facilitar el trocha monte. Comenzamos el camino hacia ellos pegados a un vallado, quedando este a nuestra izquierda.

Tras colarnos por los Tajos de la Medialuna, habiendo tenido a nuestra espalda las impresionantes vistas de Sierra Nevada, tocará avanzar por la alargada cuerda del Cerro del Jinestral, en dirección oeste, hacia su cota más elevada (1.915 m). No habrá que superar grandes desniveles para ello; pero sí tocará sortear las acanaladuras típicas de los suelos de lápiz, los hundimientos del terreno y las dolinas.

Para descender el Jinestral hay que llegar prácticamente hasta su otro extremo. El punto exacto queda marcado por unos mojones de piedras. La bajada se hace por un canuto de cierta verticalidad. La bota agarra bien en este tipo de terreno; pero al tratarse de una roca muy abrasiva hay que evitar, buscando facilitar el descenso, echar el culo al suelo o pegarse a la roca, si no queréis lastimaros o romperos la ropa. Un par de puntos requerirán el uso de las manos para descender. Si no estáis acostumbrados a moveros por este tipo de terrenos debéis de tener mucha precaución porque no es un terreno fácil.

La siguiente cima, el Cerro Cabeza del Caballo (1.888 m) se alcanzará sin mucho esfuerzo físico; pero su coronación final requerirá de una trepa fácil (siempre que tengamos una buena forma física y agilidad). Su descenso tiene algunos puntos donde habrá que usar las manos, fáciles para personas habituados a los destrepes.

El descenso de este cerro nos habrá dejado en el Collado de Pedro Andrés (1.808 m), a los pies de la Peña de la Cruz, que se alza altiva e imponente sobre nuestras cabezas. En 1 km habrá que superar un desnivel de 220 m. La dificultad de la subida es solo física, sin ninguna exigencia técnica, acrecentada por el terreno de lapiaz por el que hay que ascender.

No hay sendero, ya que no hay opción a que este quede marcado en este tipo de terreno; pero unos mojones de piedras nos guiarán.

Cualquier esfuerzo empleado habrá valido la pena tras alcanzar su vértice geodésico. El punto más alto de Sierra Arana se convierte en una magnífica atalaya, con vastas vistas a toda Sierra Arana (pues nos encontramos en pleno centro de la misma), a la verde Sierra de Huétor y a Sierra Nevada. En la letanía, la Sagra y Sierra Mágina.

El descenso de esta peña lo haremos por su cara Oeste, muy descompuesta y empinada. Es una bajada larga, de 1 km, por una zona con mucha piedra suelta, casi una pedrera, con bastante desnivel y casi nada de sendero.

Al principio hay unos mojones y sendero, que nos facilitarán el descenso; pero ambos pronto desaparecerán. El consejo es bajar usando los restos de vereda que hay y, siempre que se pueda, optar por pisar en suelo rocoso y no en zona de piedra suelta.

Hay que descender hacia el collado, buscando de camino a este, el waypoint sendero, el cual marca una clara senda que nos dejará cómodamente en el collado.

En el Collado de las Pozas o del Agua, tomaremos en dirección oeste, cogiendo el camino más a la izquierda.

Pasaremos por el Cortijo Collado del Agua, donde el agua será la protagonista.

Un kilómetro después, dejaremos la pista para coger una veredita que nos baja hasta el Barranco de Fuente Grande, lugar donde nace la acequia de Fardes.

Saldremos de este lugar por camino, alcanzando en breve la carretera, la cual cruzaremos. Por claro sendero avanzaremos hasta salir al arroyo de Prado Negro.

Tras descenderlo unos 60 m nos toparemos con la entrada a la cascada, en un hueco en la pared rocosa; que ya no tiene ninguna dificultad para ser identificada, pues el ir y venir de la gente ha dejado claras evidencias de la existencia de la misma, además de que es muy habitual encontrar aquí visitantes.

La cascada es espectacular, en un enclave precioso, aunque no hay mucho espacio para moverse. Son 15 m de caída labrados en roca de travertinos.

Desde aquí tan solo nos restan 600 m para llegar a Prado Negro, lo que se hace por un claro sendero.


QUE LA DISFRUTÉIS y recuerda LLÉVATE A CASA TODA TU BASURA, POR PEQUEÑA QUE SEA.
1888 m
1915 m
Parque Natural Sierra de Huétor
Fuente Grande
2027 m
1712 m
1340 m altura
Iznalloz
Parque Natural Sierra de Huétor
Parque Natural Sierra de Huétor

Kommentare

    Du kannst oder diesen Trail