Fahrzeit  4 Stunden 7 Minuten

Zeit  8 Stunden 37 Minuten

Koordinaten 2707

Hochgeladen 9. Juni 2019

Aufgezeichnet Juni 2019

-
-
87 m
46 m
0
3,8
7,5
15,03 km

angezeigt 107 Mal, heruntergeladen 3 Mal

bei Cacela Velha, Faro (Portugal)

--Península de Cacela Velha-Praias Manta Rota, Alagoa y Verde:
15 kms / 09.06.19 / 08.00 h. No conozco a nadie que no quede cautivado por la península de Cacela Velha, desde Fabrica a la Praia Verde. La ida la haremos por los pinares y la vuelta, aprovechando que la marea comienza a bajar a las 14.07 h (sube de nuevo a las 20.06 h), por la playa.
El esfuerzo de la caminata queda recompensado con un paisaje único, donde se gesta la Ría Formosa: una playa que se abre, por un lado al mar, y por otro a la ría. Por un lugar donde opera el ‘milagro de Moises’, separándose las aguas para dejarnos cruzar hasta la Praia Verde, entre pequeños islotes de arena que conforman piscinas naturales, actuando las corrientes de entrada y salida del agua como un jacuzzi natural.
1..- Organización:
Día y hora: 09.06.19 / 08.00 h.
Temperatura: 16º / 27º. Despejado.
Distancia: Fabrica-Manta Rota: 4 kms / Fabrica-Praia Alagoa: 6 kms / Fabrica-Praia Verde: 7’5 kms. Total: 15 kms (ida y vuelta).
Dificultad: moderada.
--Ida: Fabrica-Praia Verde (7’5 kms): 09’00-12’00 (3 horas).
--Vuelta-1: Praia Verde-Praia Manta Rota (4 kms): 12’00-14’00 (2 horas)
--Almuerzo: Chá Com Água Salgada. Praia de Manta Rota, +351 281 952 856. 14’00-16’00 (2 horas)
--Vuelta-2: Praia Manta Rota-Fabrica (3’5 kms): 16’00-18’00.
--Regreso a Huelva: 18’00 h.
La ruta está pensada para un máximo de diez personas, por riguroso orden de comunicación, toda vez que los grupos más numerosos rompen la magia de la naturaleza, son más difíciles de manejar y de ubicar en los restaurantes.
2.- Punto encuentro: nos vemos el domingo, 26.05.19, a las 08’00 h., en la Av. Andalucía, 2-6. Plz. Paco Toronjo s/n, Peña Flamenca de Huelva (coordenadas: 37.263030, -6.941269). Acudimos desayunados. Por favor se ruega puntualidad. Vamos al punto de encuentro con los coches y nos organizamos para el transporte. Las personas que vayan en el vehículo de otra persona contribuyen con 10€ para compensar al conductor.
3.- ¿Cómo llegar?: desde Huelva a Fábrica, en Vila Nova de Cacela, Portugal. 55 min (69,5 km).
Tomamos la A-49 hacia Portugal, luego la A22, cogemos la salida 17 hacia N125/Monte Gordo.
Seguimos por N125. Pasando Vila Nova de Cacela, en un cruce de carreteras (a la derecha hay una nave con un letrero verde que pone Frusoal Agroquímicos. giramos a la izquierda hacia Manta Rota e inmediatamente, en la bifurcación, hacia Fabrica) EM1242 (2,2 km). Luego encontraremos un giro a la izquierda hacia Cacela Velha, pero seguimos adelante, hacia R. de Fábrica.
4.- Recomendaciones y seguridad: cada participante en el sendero lo hace bajo su propia responsabilidad, así que es importante contar con un seguro para deportes de aventura y garantizar en todo momento nuestra seguridad: permanecer juntos, no separarse del grupo, evitar comportamientos irresponsables. Está prohibido atravesar puentes en desuso, vadear cauces peligrosos, pasar junto a colmenas o ganado bravo suelto. Para cruzar carreteras, se establece un punto de control. Los puentes peatonales los cruzan no más de tres personas a la vez. Durante el camino, nadie sobrepasa al organizador de la ruta, que será siempre quien marque el ritmo de la marcha y el trayecto, así como las paradas para comer fruta e ir al servicio. Llevamos agua, fruta, bastones de trekking, protector solar, productos contra alergias y picaduras, calcetines de repuesto, toalla y bañador. No llevamos sombrilla porque la temperatura no será calurosa, por debajo de los 30º.
5. Documentación:
--Fábrica es una diminuta aldea de pescadores, a la que se llega por una estrecha carretera. que sale justo a la entrada de Cacela Velha. Fábrica tiene poco más de dos decenas de casas frente al principio de la Ría Formosa, donde la profundidad del agua es todavía muy escasa y, dependiendo de las mareas, puedes cruzar a la playa en algunos momentos andando o nadando. Si la marea está alta, una pequeña barcaza de motor, con sombrilla incluida, que te lleva justo al lado de la otra orilla, donde comienza la península de Cacela. Las vistas del paseo en barco son preciosas. El pequeño pueblo al fondo, dos grandes mansiones y al lado y, sobre un alto, la pintoresca y anciana Cacela Velha.
--Cacela Velha (playa gay) es un pueblo ubicado en la parroquia civil de Vila Nova de Cacela, municipio de Vila Real de Santo António, Algarve, Portugal. Cacela Velha está situada en la cima de una colina con vistas a la laguna más oriental de la Ría Formosa. Es el sitio de la Fortaleza de Cacela. Un enclave con unas vistas panorámicas deslumbrantes a una ría y al mar; un rincón del planeta salpicado por una suave brisa costera en el que lejanos canturreos de gaviotas inundan el ambiente bajo un radiante y hermoso cielo azul. Este lugar en el que te encuentras, envuelto por amplios sistemas dunares y bosques de pino piñonero, es uno de esos lugares del Algarve que ha sabido conservar hasta nuestros días su legado natural, su patrimonio arquitectónico y la esencia del pueblo portugués. Es el mejor mirador sobre el mar y las islas del Parque Natural Ría Formosa, un lugar que admirablemente atesora un gran encanto y serenidad y que por tanto es una visita obligada para cualquier viajero que desee conocer lo mejor y más auténtico del Algarve.
--Manta Rota es una pequeña localidad de pescadores justo al lado de Vila Nova de Cacela y Cacela Velha. Un poblado de bajas casitas con dos playas, la de Lota, más recóndita, local y cercana a Altura, donde estaba hace años el punto de desembarco del pescado. Y la de Manta Rota, una playa que preside una gran plazoleta y un largo paseo, donde varias pasarelas de madera dejan intactas sus dunas y arbustos, ambientadores naturales del entorno. Lo que más nos gusta nada más llegar a Manta Rota es entrar en su pequeño y pintoresco mercado junto a la playa. Y allí llenar las bolsas con fruta fresca, pan con chorizo e, irresistiblemente, galletas y dulces caseros, recién hechos. La playa tiene una gran pasarela central que preside el restaurante y bar Chá com Água Salgada, una de las cocinas más creativas e interesantes del sotavento algarvio, con una original terraza frente a la playa y el mar. Una pasarela central y dos más colindantes, que desembocan en la zona de la playa más populosa con varias concesiones de sombrillas, vigilancia y zona deportiva. Nosotros siempre preferimos asentarnos hacia el oeste, hacia el comienzo de la Ría Formosa, ya casi frente a Cacela Velha, donde hay más soledad, más naturaleza, más encanto.
--Alagoa es una freguesia portuguesa del concelho de Portalegre, con 18,19 km² de superficie y 715 habitantes (2001). Su densidad de población es de 39,3 hab/km².La Playa de Alagoa está ubicada en Altura y se caracteriza por su gran arenal rodeado de vegetación. La población de Altura, esencialmente de apoyo al veraneo, acompaña a la extensa playa arenosa, la playa de Alagoa, y a su largo cordón dunar, que se encuentra atravesado por una red de pasos elevados, permitiendo observar la diferente vegetación dunar desde el mar hasta el interior. Al lado del inmenso arenal, donde se eleva la duna, abundan el barrón, el cardo de mar, la aterciopelada algodonosa y el vistoso nardo marítimo. Pero hacia el interior la vegetación alza su porte y surgen los típicos arbustos de retamas, que siempre proporcionan algo de sombra y confort visual al ambiente caliente y luminoso de la época de estío. La línea del horizonte se abre hacia el oriente, donde el paisaje permanece verde, con las construcciones de Monte Gordo enmarcadas por una vasta amplia de pinar.
--Praia Verde: una de las playas más bonitas del Algarve. Pertenece al municipio algarvío de Castro Marim. Sus limpias aguas de tonos verdosos y su extenso arenal blanco forma parte de un amplio litoral compuesto por otras seis playas de idéntica belleza. Cuatro de estas seis playas pertenecen al municipio de Vila Real de Santo Antonio (Praia de Cacela Velha, Praia da Lota, Praia da Manta Rota y Praia de Monte Gordo). Las otras dos playas también pertenecen al municipio de Castro Marim (Praia da Alagoa y Praia do Cabeço). Praia Verde es una playa de postal cuyo paisaje que lo envuelve deja prendado. Debe su nombre a su vegetación dominante de pinos piñoneros localizados sobre un sistema dunar con densa cobertura de matorral noble que abre paso a una playa con agua de impoluto color verde. El agua de Playa Verde y la de sus vecinas playas nos obsequian con la mejor temperatura de todo el Algarve. Además, he de deciros que son aguas tranquilas que no suponen riesgo para el bañista, ni siquiera para los más pequeños, de hecho, fue una de nuestras principales recomendaciones de playas que incluimos hace un tiempo en nuestro artículo de "6 playas del Algarve ideales para viajar con niños".
--Ria Formosa. la laguna de Ria Formosa, ubicada en Algarve, en Portugal meridional, es un sistema de islas de barrera que comunica con el mar a través de seis ensenadas. Cinco de estas ensenadas son naturales y tienen características móviles. La sexta es una ensenada artificial que fue abierta con el propósito de permitir un acceso más fácil al puerto de Faro. Actualmente la principal ensenada del sistema es el brazo de Faro-Olhão, que estaba abierto artificialmente. El proceso comenzó en 1927 pero sólo en 1952 se acabaron las obras de ingeniería y asumieron la configuración actual. Dentro del sistema de Ria Formosa se han encontrado usos diferentes y a veces antagónicos. Parte del sistema es un parque natural, pero Ria Formosa también tiene un papel importante en la economía de la región. Más allá del uso turístico el sistema también apoya otras actividades económicas como granjas de mariscos (incluyendo la cosecha de almeja fina) y el puerto de Faro. La Ria Formosa es también un parque natural de más de 170 km² y lugar de parada de cientos de especies de aves en las migracionesn de primavera y otoño. Las ciudades más importantes cerca de Ria Formosa son Tavira, Faro y Olhão. Hay también algunas ciudades en esta zona, como Fuseta (que pertenece al municipio de Olhão), Santa Luzia, Cabanas de Tavira (estas dos últimas pertenecientes a Tavira) y Cacela Velha (que pertenece a Vila Real de Santo António).
Fábrica es una diminuta aldea de pescadores, a la que se llega por una estrecha carretera. que sale justo a la entrada de Cacela Velha. Fábrica tiene poco más de dos decenas de casas frente al principio de la Ría Formosa, donde la profundidad del agua es todavía muy escasa y, dependiendo de las mareas, puedes cruzar a la playa en algunos momentos andando o nadando. Si la marea está alta, una pequeña barcaza de motor, con sombrilla incluida, que te lleva justo al lado de la otra orilla, donde comienza la península de Cacela. Las vistas del paseo en barco son preciosas. El pequeño pueblo al fondo, dos grandes mansiones y al lado y, sobre un alto, la pintoresca y anciana Cacela Velha. Dejamos el coche en un parking situado cerca de la orilla. Nos encaminamos justo por detrás de la fuente ubicada en el parking. Bordeamos el edificio, pegados a la orilla, pasamod por un vivero privado de mariscos y seguimos por la línea de la orilla a la altura de Cacela velha. Un sendero, semioculto por la densa vegetación, sube a la zona fortificada de Cacela Velha.
--Cacela Velha (playa gay) es un pueblo ubicado en la parroquia civil de Vila Nova de Cacela, municipio de Vila Real de Santo António, Algarve, Portugal. Cacela Velha está situada en la cima de una colina con vistas a la laguna más oriental de la Ría Formosa. Es el sitio de la Fortaleza de Cacela. Un enclave con unas vistas panorámicas deslumbrantes a una ría y al mar; un rincón del planeta salpicado por una suave brisa costera en el que lejanos canturreos de gaviotas inundan el ambiente bajo un radiante y hermoso cielo azul. Este lugar en el que te encuentras, envuelto por amplios sistemas dunares y bosques de pino piñonero, es uno de esos lugares del Algarve que ha sabido conservar hasta nuestros días su legado natural, su patrimonio arquitectónico y la esencia del pueblo portugués. Es el mejor mirador sobre el mar y las islas del Parque Natural Ría Formosa, un lugar que admirablemente atesora un gran encanto y serenidad y que por tanto es una visita obligada para cualquier viajero que desee conocer lo mejor y más auténtico del Algarve.
En nuestro camino, encontramos un coqueto jardín botánico a las afueras de ls villa con las especies vegetales más significativas de la zona. También hay un palomar y un corral con faisanes.
Del jatdín hay que bajar a un arroyo. Para vadearlo, necesitamos descakzarnos. El sendero discurre ahora entre retamas. La tierra es dura, compactada. Vamos a ver varias norias de agua, una de ellas conserva su mecanismo de extracción de agua. Las palomas anidan en el interior de las norias. El camino discurre junto a un acantilado que reserva el espacio de los vientos del Atlántico.
El camino pasa ahora por la playa de Manta Rota. Gran parte del sendero discurre por tarimas de tablas. --Manta Rota es una pequeña localidad de pescadores justo al lado de Vila Nova de Cacela y Cacela Velha. Un poblado de bajas casitas con dos playas, la de Lota, más recóndita, local y cercana a Altura, donde estaba hace años el punto de desembarco del pescado. Y la de Manta Rota, una playa que preside una gran plazoleta y un largo paseo, donde varias pasarelas de madera dejan intactas sus dunas y arbustos, ambientadores naturales del entorno. Lo que más nos gusta nada más llegar a Manta Rota es entrar en su pequeño y pintoresco mercado junto a la playa. Y allí llenar las bolsas con fruta fresca, pan con chorizo e, irresistiblemente, galletas y dulces caseros, recién hechos. La playa tiene una gran pasarela central que preside el restaurante y bar Chá com Água Salgada, una de las cocinas más creativas e interesantes del sotavento algarvio, con una original terraza frente a la playa y el mar. Una pasarela central y dos más colindantes, que desembocan en la zona de la playa más populosa con varias concesiones de sombrillas, vigilancia y zona deportiva. Nosotros siempre preferimos asentarnos hacia el oeste, hacia el comienzo de la Ría Formosa, ya casi frente a Cacela Velha, donde hay más soledad, más naturaleza, más encanto.
Llega un momento en el que se acaban los pasos de tablas y tenemos que seguir por caminos de tierra. En las inmediaciiones de la playa de Loto, el camino es de grandes baldosas extendidas. Pasamos junto a unas pintorescas casetas de madera que parecían guardar aperos de pesca. Gatos y perros deambulaban por allí. --Alagoa es una freguesia portuguesa del concelho de Portalegre, con 18,19 km² de superficie y 715 habitantes (2001). Su densidad de población es de 39,3 hab/km².La Playa de Alagoa está ubicada en Altura y se caracteriza por su gran arenal rodeado de vegetación. La población de Altura, esencialmente de apoyo al veraneo, acompaña a la extensa playa arenosa, la playa de Alagoa, y a su largo cordón dunar, que se encuentra atravesado por una red de pasos elevados, permitiendo observar la diferente vegetación dunar desde el mar hasta el interior. Al lado del inmenso arenal, donde se eleva la duna, abundan el barrón, el cardo de mar, la aterciopelada algodonosa y el vistoso nardo marítimo. Pero hacia el interior la vegetación alza su porte y surgen los típicos arbustos de retamas, que siempre proporcionan algo de sombra y confort visual al ambiente caliente y luminoso de la época de estío. La línea del horizonte se abre hacia el oriente, donde el paisaje permanece verde, con las construcciones de Monte Gordo enmarcadas por una vasta amplia de pinar.
Las playas son magníficas, pero el tiempo es frío, también el agua.
De regreso a Fabrica por la extensa península de Cacela, una zona semivirgen, pasamos junto a una playa nudista.
Para el camino de regreso, es importante hacerlo coincidir con la marea baja, para así andar y cruzar a la otra orilla sin dificultas. Con todo, hay barcas que te cruzan de uno a otro lado.

Kommentare

    Du kannst oder diesen Trail