Zeit  6 Stunden 31 Minuten

Koordinaten 2561

Hochgeladen 26. September 2018

Aufgezeichnet September 2018

  • Rating

     
  • Information

     
  • Einfach zu folgen

     
  • Landschaft

     
-
-
2.159 m
1.340 m
0
3,9
7,9
15,78 km

angezeigt 875 Mal, heruntergeladen 39 Mal

bei Navandrinal, Castilla y León (España)





    Partiendo desde el pueblo de Navandrinal, la ruta consiste en ascender el Pico Zapatero (2.158 m.) por el Portacho del Cuchillo, aprovechando para coronar opcionalmente otras cotas interesantes en la cordal, como Peña Negrilla y Risco Redondo. El descenso se realiza por el Portacho del Zapatero, enlazando con el Camino del Zapatero para regresar a Navandrinal. Nos encontramos en el Espacio Natural de las Sierras de la Paramera y Serrota.




    Estacionamos en un llano a las afueras de Navandrinal. Desde el punto de salida, ya obtenemos la bella estampa de la fotografía, donde admiramos la imponente Peña Cabrera. Nuestro primer objetivo es el collado de la izquierda, llamado Portacho del Cuchillo. Su cañada será la que habrá que remontar para encarar la cordal occidental de la sierra.




    Pero antes hay que descender levemente para vadear la Garganta del Zapatero, que en este tramo recibe el nombre de Garganta de Tobarejo. Durante esta pequeña bajada observamos los lanchares de Peña Colorada, Peña Negrilla y Pico Zapatero. Desde esta perspectiva no se aprecian lo puntiagudas que son todas estas cumbres, como veremos más adelante.




    Tras un corto tramo inicial por pista, nos desviamos al sendero que nos llevará al Portacho del Cuchillo. Este sendero está muy marcado al principio, hasta que llegamos a la esquina de un viejo muro de piedra, respecto al cual hemos transitado en paralelo hasta ahora. Al llegar al waypoint de referencia que incluyo en el track, el sendero se difumina y bifurca en múltiples direcciones, donde numerosas veredas ganaderas confluyen en este punto. Una maraña de hitos de piedras de otros montañeros tampoco clarifica la vereda adecuada, por lo que caminaremos por la vereda que nos resulte más cómoda, hasta que volvamos a enlazar unos 400 m. más adelante con el marcado sendero que continúa la ascensión por la mejor curva de nivel hacia el collado. A la derecha vemos Peña Cabrera, en el centro del collado apenas se atisba la aguja pétrea que llaman El Cuchillo, y a la izquierda se encuentran los dos tetones que conforman el Risco del Sol.




    Merece la pena acercarse a contemplar la curiosa piedra de El Cuchillo. Tengo que aclarar que todos los topónimos que menciono en esta descripción, me fueron confirmados por un anciano de 85 años vecino del pueblo, quien fue cabrero en su juventud y subió cientos de veces a esta sierra, la cual conoce como la palma de su mano, habiendo subido al Zapatero por última vez a la edad de 70 años. Me encontré con este amable hombre al finalizar la ruta, dando un paseo junto al lugar de aparcamiento, por lo que durante la distendida charla, me iba señalando y explicando todos los lugares por los que transcurre esta ruta.




    Es obvio que esos topónimos le fueron transmitidos por sus ascendientes y demás lugareños, por lo que debieron ser ellos quienes hicieron mención al topógrafo que realizó el mapa del IGN en su día. Por este motivo le doy validez a su explicación, dada la errónea ubicación en el mapa del Risco del Sol, cuyo nombre real es Peña Negrilla. El Risco del Sol se trata del risco bicéfalo situado justo al lado de la piedra de El Cuchillo, con dos característicos tetones. Mientras que Peña Colorada se sitúa a la izquierda de El Cuchillo, en dirección a la Peña Negrilla, no constando ningún nombre en el mapa a esta cota. A nuestra derecha dejamos Peña Cabrera, con numerosas manchas blancas en sus verticales paredes, típicas de las deposiciones de la nutrida colonia de buitres leonados. Dejamos pendiente coronar su cima para otra ocasión, a fin de no variar el rumbo.




    Tras un continuo ascenso sin cuartel, llegamos al collado. Aquí se encuentra una cancela en el vallado y una intersección de caminos. Con una mirada atrás nos despedimos de El Cuchillo y su cañada. Al fondo se yergue la Sierra de Gredos.




    Y con la vista al frente, observamos la extensa paramera que domina la cara norte de la sierra. Al fondo se divisa la ciudad de Ávila. Es notorio el contraste de vertientes, siendo la septentrional muy suave y alomada, mientras que la meridional por donde hemos subido es más abrupta y vertical.




    Tras superar el Portacho del Cuchillo, proseguimos faldeando la ladera norte del verdadero Risco del Sol y la agreste Peña Colorada, la cual queda pendiente también para otra ocasión, dando un respiro este tramo en el ascenso. Aunque la vereda está acompañada de hitos de piedras, dejo marcado un waypoint donde es conveniente cambiar de vertiente en la cordal, con la idea de coronar la Peña Negrilla, erróneamente nombrado en el mapa del IGN como Risco del Sol, según aclaré con anterioridad.




    En la fotografía se aprecia la verticalidad de la Peña Negrilla (2.113 m.). Se trata de un encumbramiento opcional para continuar hacia el Pico Zapatero. Pero ya que pasamos tan cerca de su cima, no podemos desaprovechar las excelentes panorámicas que tendremos desde la misma. Advierto que su culminación requiere de varias trepadas con pasos algo expuestos, que le dan un punto más de dificultad a esta actividad senderista.




    Junto con el inevitable descenso del Pico Zapatero por su cara occidental, configuran los tramos más graciosillos de esta ruta, aunque tampoco suponen mayor complicación técnica que el caminar por estos escarpados terrenos graníticos en seco. Con hielo y nieve ya sería otra cosa. Con una mirada atrás, contemplamos la puntiaguda Peña Colorada, por cuya ladera norte hemos venido. Los lanchares de su cara sur son los que observábamos conforme subíamos al Portacho del Cuchillo.




    Además de disfrutar de su divertida culminación, las panorámicas de 360º desde la Peña Negrilla son fabulosas. Tras los Baldíos de Ávila y el Valle de Amblés, la amplia Submeseta Norte se extiende hasta donde alcanza la vista. La vecina Sierra de Guadarrama se vislumbra envuelta en una nebulosa.




    Hacia el oeste, por fin contemplamos la cima piramidal del Pico Zapatero. En lontananza, a su izquierda divisamos el skyline de la crestería del Circo de Gredos; y a su derecha vemos la redondeada cumbre de La Serrota, cuya sierra está separada de la Sierra de la Paramera por el Puerto de Menga. Supongo que la Sierra de Béjar llegará a entreverse con un horizonte limpio de nubes.




    Con una nueva mirada atrás, contemplamos Peña Negrilla y Peña Colorada.




    Pasamos por el paraje de Cancha Morena, donde tenemos una espléndida visual de la cima del Pico Zapatero. La ascensión final por esta cara es relativamente cómoda. No lo será tanto su descenso por el otro lado de la cordal.




    La panorámica de la cuerda oriental desde el Pico Zapatero es espectacular, el cual tiene el honor de disponer de un vértice geodésico.




    Al encontrarse situado en el centro de la sierra, también tenemos una perspectiva más amplia del Valle del Alberche y la Sierra de Gredos.




    El descenso de la cúspide del Pico Zapatero para continuar la cordal occidental resultará graciosillo y habrá que negociarlo, ya que en esta cara la verticalidad predomina en el caos de bloques de granito. Dejo marcado un waypoint donde indico un paso clave bajo un arco de piedra, a modo de gatera, que permite bajar por una pequeña canal con cierta facilidad. Otros posibles pasos para bajar que estuve explorando, son más expuestos o trabajosos de destrepar. Varios hitos de piedras confirmaron mi trazado.




    El siguiente objetivo en la cuerda es el Risco Redondo. Pero antes de subirlo, pasaremos por un precioso berrocal, cuyos bolos graníticos se disponen con curiosas formas en inexplicable equilibrio. Algunos berruecos me recuerdan a las pilas de molletes del Torcal de Antequera.




    El ascenso al Risco Redondo, al igual que la Peña Negrilla, también es opcional para continuar la ruta. Su cima es relativamente sencilla de coronar.




    Y sus panorámicas también son impresionantes, al igual que las cumbres holladas hasta el momento. Hacia el oeste vemos el collado del Portacho del Zapatero, tras el cual se alzan el Alto de la Hoya y el Cogote de Zarramalejo, otros dos dosmiles que continúan la Sierra de la Paramera hacia el Puerto de Menga. La Serrota descuella a la derecha, sobre la cual se aprecia como está descargando en ese momento una fuerte lluvia acompañada de tormenta eléctrica.




    Hacia el este tenemos otra fantástica panorámica de la cresta de la sierra, con el Pico Zapatero en primer plano, y el Embalse del Burguillo al fondo.




    Hacia el sur admiramos como descuelga la Garganta del Zapatero. El camino que zigzaguea por la loma es el que seguiremos para volver a Navandrinal desde el Portacho del Zapatero.




    Tras descender el Risco Redondo, nuevas piedras caballeras darán rienda suelta a nuestra imaginación, con curiosas siluetas según el ángulo que las miremos.




    A pesar de ser la cota más baja de la cordal, el Risco Redondo es muy reconocible desde todas las direcciones por su característica forma.




    Al llegar al Portacho del Zapatero, enlazamos con un ancho sendero que traspone el collado, cambiando el rumbo hacia Navandrinal. El aguacero que cernía La Serrota se acerca rápidamente, por lo que el Camino del Zapatero permite aligerar el paso al sentir las primeras gotas y truenos sobre la cabeza.




    El Camino del Zapatero fue en su día una pista apta para vehículos todoterrenos, pero actualmente está abandonada y solo pueden llegar los vehículos hasta poco más adelante del Refugio de Gontillero, por lo que ha quedado un amplio sendero pedregoso, difuminado por varios regueros con cervunales en la cabecera de la garganta. Mientras descendemos vamos contemplando la majestuosa cresta de la sierra.




    Aunque es posible atrochar las zetas del camino cuando queramos, el piornal no es cómodo de transitar, por lo que es preferible seguir zigzagueando por el propio camino, que va siguiendo la mejor curva de nivel. Manadas de bonitos caballos asilvestrados pastan por doquier.




    Con una última mirada nos despedimos de esta agreste vertiente sur de la Sierra de la Paramera. Pasamos por el novísimo Refugio de Gontillero, de uso libre y con chimenea. Aunque es muy pequeño, es posible la pernocta en caso de emergencia. Con la vista puesta en el pueblo de Navandrinal, ya solo nos resta culminar el largo Camino del Zapatero.




    La vegetación predominante está formada por matorral rastrero, almohadillado y aromático, destacando enebros, escobones y piornos, además de líquenes, lastones y cervunos. En cuanto a la fauna, es habitual el avistamiento de aves rapaces y rupícolas, como buitres leonados, águilas, halcones, córvidos y acentores. También es posible cruzarnos con zorros, jabalíes o cabras monteses.
    El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 55% por sendero terrizo y pedregoso, un 25% por vereda rocosa y campo a través, y un 20% por camino terrizo. El desnivel positivo es de 850 m. y el tiempo total fue de 6 horas 30 minutos, incluyendo pequeñas paradas. La temperatura en cumbre osciló entre 8º y 10º. En el vídeo de abajo hay un montaje fotográfico con mi visión de la ruta, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible verlo en ordenador y smart TV.




   Ver también estas rutas cercanas al Sistema Central:
Ruta Barranco del Río Dulce.
Ruta Hayedo de Tejera Negra.
Ruta Barranco de la Hoz del Río Gallo.
Ruta Pico Ocejón desde Majaelrayo.
Ruta Hoces del Río Duratón.
Ruta Cuerda del Calvitero - Canchal de la Ceja - El Torreón.
Ruta Garganta de los Infiernos.
Ruta Pico Morezón desde La Plataforma.
Ruta Pico La Mira por Los Galayos.
Ruta Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara.
Ruta Valle de Las Batuecas.


1 comment

Du kannst oder diesen Trail